La alta costura llega a la restauración de la mano de Tres Bocas

Posted on Posted in Sala TresBocas

El barman Leo Campanella (Le Cabrera) y el chef Nico Polijronos (Piñera, Diverxo) han abierto en Madrid un espacio multifuncional que apuesta por la cocina fusión creativa y que está llamado a convertirse en una de las referencias de la capital.

Ha nacido Tres Bocas, una nueva alternativa gastronómica que ansía satisfacer los paladares de los amantes de la buena mesa y los buenos vinos, cócteles y combinados. En sus … m2 hay lugar para diversos espacios, lo que brinda la oportunidad de disfrutar de diferentes ambientes y experiencias sin moverte del local. ¿Quieres tomar unas cañas y unas raciones en la barra? Tres Bocas y sus casi 18 metros de barra, una de las más largas de Madrid, te permite hacerlo cómodamente sin sentir el codo del de al lado. ¿Prefieres disfrutar de una romántica cena a la luz de las velas? El comedor de Tres Bocas, con un ambiente íntimo y contemporáneo, es el escenario perfecto para no fallar en esa cita tan especial. ¿Te apetece saborear un buen cóctel con tus amigos después del trabajo y sentirte como si estuvieses en el salón de tu casa? Tres Bocas se revela como el lugar ideal para el after work gracias a los sillones al más puro estilo chill out de sus boxes.

Situado a escasos metros del cruce de la madrileña calle Alberto Aguilera con la calle Princesa, su enorme cristalera da la bienvenida a todo aquél que quiera asomarse a este multiespacio gastronómico destinado a convertirse en una de las referencias de la capital.
A los mandos de Tres Bocas se hallan Leo Campanella, directamente llegado de Le Cabrera, donde fue discípulo del gurú de los cócteles Diego Cabrera, y Nico Polijronos, quien ha pasado por la escuela de Benjamín Urdiaín en el Restaurante Piñera y por los fogones de Diverxo, David Muñoz. tres estrellas Michelín. Javier Aranda, Extrella Michelín. Ambos han unidos su experiencia en la coctelería y en la cocina para crear Tres Bocas, un sueño que ya se ha hecho realidad. Como en la alta costura, el concepto del local es ofrecer trajes a la medida del cliente, “nos gusta la diversidad, queremos que esté abierto a todo tipo de gente y, dentro del público que tengamos, adaptarnos a ellos, lograr una empatía. Siempre con calidad, buen servicio y buen precio”.
La oferta gastronómica de Tres Bocas es una cocina fusión creativa, sencilla y muy sabrosa, en la que se cuida al máximo la calidad de la materia prima. Entre los platos fuertes, el chef destaca los rollitos de pato con salsa thai, las carrilleras ibéricas al curry de pimiento rojo, el hummus de berenjena asada y pimientos marinados con pan árabe y la burrata con romescu de tomates secos. La carta de postres es amplia y dulzona con manjares como el amor por el chocolate o el cheese-cake cremoso de chocolate blanco y lima con crujiente de coco.

Por su parte, Leo presenta una completa lista de cócteles elaborados con los mejores destilados. En ella se combinan los clásicos con los cedidos por otros barmans y las creaciones propias, como el Brunette, una deliciosa mezcla de ron oscuro macerado con canela, miel, hierbabuena, sprite y vino de Oporto. El concepto de la exclusividad de la alta costura se traslada también a la coctelería, “la carta está ahí, pero la idea es personalizar cada cóctel a gusto del consumidor y con mis sugerencias”, explica Leo. Aunque quizá el mejor cóctel es el de la casa, compuesto por unas gotitas de buena cocina y ricos combinados, un acogedor local, un agradable ambiente, un excelente servicio, mucho cariño y esa pasión que solo tienen los que aman lo que hacen.

¿A qué esperas para probarlo?